Venezuela Heroica

Venezuela Heroica
Eduardo Blanco.
El ilustre Petión, Presidente de la República de Haití, reconoce en Bolívar al futuro Libertador del continente, al creador inspirado de Colombia; y le franquea los arsenales de los Cayos de San Luis, para que pueda armar la nueva expedición de reconquista que llevará a la Patria.
Entre tanto, las frías cenizas de la apagada hoguera revolucionarios , recalentadas por el despotismo y los ultrajes, cobran nuevo calor en Venezuela. Las postreras chispas del extinguido incendio, que cual fosforescencia de luciérnagas inciertas cruzan la Oscura noche del cautiverio colonial, agitándose en los bosques del Orinoco Cedeño, en las llanuras de Barcelona con Monagas, Parejo, Rojas y Barreto, en las montañas de Chaguaramas con Zaraza, y en las pampas del Apure can Páez y Olmedilla, adquieren en los comienzos de 1816 alarmadoras proporciones, acrecentando la furia y la sorpresa que produce en los dominadores la insurrección de Margarita y las proezas de su heroico caudillo el General Juan Bautista Arismendi.

Vencidas por el Libertador, a fuerza de constancia y laboriosidad, las dificultades infinitas opuestas a sus generosos proyectos, consigue organizar la expedición que ha de invadir a Venezuela.